Mar de cenizas

Erupción del Vesubio del año 79.

Mar de cenizas

Mar de sudor y cenizas
calor, asfalto, sinfonía estridente,
rostros en la penumbra,
hierro y carne fundidos,
una geografía de sueños rotos.

Esquinas de sombra,
refugios de almas sin nombre,
tambores suspendidos en el aire,
una plegaria muda,
polvo y luz en abrazo.

Piel, río salobre,
espera y olvido en cada gota,
una sinfonía de latidos,
la marcha incesante,
un murmullo de piedra y tiempo.

Avenidas abiertas,
caos de historias cruzadas,
miradas que no se encuentran,
suspiros atrapados en el tránsito,
un laberinto sin salida.

Plazas de soledad,
un grito en el silencio,
voces sin eco,
un desierto cementicio,
esperanza en fuga constante.

Estrellas dispersas,
luz rota en la noche,
un mapa de nostalgias,
brillos intermitentes,
recuerdos suspendidos.

Mar de sudor y cenizas
un abrazo ardiente,
la esencia del laberinto,
un misterio en cada esquina,
el alma desvelada y errante.